Oración al apu Laramani

El hombre que mira al cielo sale de su casa y mira al cielo. Si el viento viene del oeste, y las nubes se ven negrizas, se dice, lloverá. Si viene del sur, quizá hiele. Se persigna, y se despide de su esposa y sus dos hijos pequeños.

Apu Laramani,
oqque punchuyuq tiyasian,
wawankunataqmi,
oqque punchunta khawarispa,
sonqon llanllarishian.

Apu Laramani,
hisp’ayta kallarimushianña,
pachamamanchis ph’uturinanpaq,
chaywantaqmi wawankuna
kausananpaq.

Parañawiyuqmi,
phuyukunalloqsirimushian mama
lamarqochamanta, llactanchiscuna
qomeryananpaq.

[Oración en quechua que realizan los pobladores de Pumathalla, en Cusco, durante el pago a la tierra que le brindan al apu Laramani]

Silverio Choquenaira, el hombre que mira al cielo, es el encargado de monitorear una pequeña estación meteorológica instalada por el PACC-Perú en Pumathalla, Cusco. Estos nuevos conocimientos los ha complementado con sus tradiciones, como el pago a la tierra que se le suele hacer al apu Laramani.

¡Apu Laramani / que estás sentado / sobre tu poncho gris (neblina). Nosotros, tus hijos, sentimos alegría / en nuestro corazón cuando te vemos así! / El Apu Laramani / ha comenzado a miccionar (llover) / para que nuestra madre tierra / dé sus frutos / y con eso sus hijos / podamos alimentarnos. / Las nubes, con lágrimas en los ojos (lluvia) / salen del mar y de las lagunas / para que nuestros pueblos / estén verdes. ■


Extracto de una crónica escrita por Raúl M. Riebenbauer –con fotografías de Antonio Escalante– que forma parte del libro Yachaykusun: Enseñanzas andinas frente al cambio climático. Fue publicada por la COSUDE y el MINAM en diciembre del 2014.

Imagen por defecto
Redaccion Apacheta

Un comentario

  1. Creo en la pacha mamá y el padre INTI y mamayacu enel fuego y en el aire tengo mucha fe gracias DIOS que nos dio todo para vivir y agradecerlo y acer sus pagos respectivo gracias

Deja un comentario